¿Qué es el arte? – una perspectiva filosófica

El arte consiste en una materialización de la realidad, pero no como algo genérico; es decir, no capta la realidad tal y como es, porque nadie es ni sería capaz de hacer algo así. Nadie conoce “lo que existe” del modo tal en que está; sería exceder nuestra categoría de meros espectadores de un universo con creces superior a uno. Me explico con un ejemplo: digamos que estamos en un bosque, que es grande, inmenso, tan vasto como la existencia misma, y en ese bosque hay un sinfín de cosas, cada una de una complejidad sublime. Pero nosotros, insertos en ese bosque, no podemos describirlas todas, puesto que habría que pararse en todos los puntos del bosque, y eso sería imposible, como es evidente. Pero dentro de lo que podemos abarcar, ver y percibir, depende de nosotros con cuánta precisión describamos la realidad, y cómo se la contemos a quienes estén en otros sitios del bosque.

El arte, de este modo, es esa materialización de nuestra realidad, de la existencia particular y personal del individuo, presentado en una obra, sea cual sea el formato que utilice. Pero esto que llamo “formato” (que puede consistir en una forma literaria, o musical, o plástica, o pictórica, entre muchas otras) no es sino eso, un instrumento o un medio a través del cual se transporta lo que existe, de la forma percibida por el artista, al resto del mundo.

Los filósofos aristotélico-tomistas hablaban del concepto de abstracción, donde el intelecto agente (nuestra cabeza, mente, la “testa” o la mollera o como quieran llamarlo) ilumina el objeto y lo abstrae, haciendo de un ente singularísimo un concepto universal. Sin embargo, esta universalidad está dada según la comprensión de cada cual.

Veamos la siguiente imagen:

Resultado de imagen para berlin wall

A partir de esta imagen, luego de generarse un concepto (universal y absoluto) se genera algo posterior, el juicio. El concepto, en este caso, sería “muro de Berlín” y el juicio vendría a ser todo lo que pueda ser susceptible de verdad o error. “Confinamiento, comunismo, Guerra Fría”. “Horror, miseria, felicidad, libertad, esclavitud, alegría, tristeza”. Esto depende de cada cual, de su perspectiva. De algún modo, también, de la perspectiva del artista.

Resultado de imagen para roberto matta 1974
Roberto Matta, 1974

 No es lo mismo mirar la realidad chilena de la época de la dictadura desde unos ojos u otros. No es lo mismo pintar como Roberto Matta que como Gracia Barrios, por decir algo.

Gracia Barrios, pintora chilena

No es lo mismo mirar la segunda guerra mundial desde uno u otros ojos tampoco. No es lo mismo Frederick Hagan que Edouard Vuillard.

Resultado de imagen para 1940 paintings
Edouard Vuillard, 1940

No es lo mismo el juicio desde el concepto de un sujeto que el de otro, porque ninguno va a ser réplica de su semejante, jamás. ¿Por qué?

No tengo idea.

Pero por eso, el arte es único, intrínseco a cada cual, inherente al hombre, que sale y se desprende de éste de un modo u otro. Algunos lo reprimen, lo guardan muy adentro para que jamás salga a la luz. Pero sale, siempre sale, y no podemos evitarlo.

Publicado por angelesmenablog

Escribo. Pienso. Vuelvo a escribir, borrar y reescribir. Vuelvo a pensar. Todavía no sé, realmente, si es que existo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: