El Perfume, de Patrick Süskind. Prólogo para un amigo

Hace algunos meses, le “regalé” a un amigo, para su cumpleaños, un prólogo. Es un regalo un tanto curioso, la verdad, pero era lo que se me ocurría que podía hacer a la distancia. Prologué el libro de El Perfume, y la verdad es que sería bonito compartirlo por acá.

  • Querido Samuel, amigo mío:
    • Recuerdo que cuando chica — creo que siempre me gustaron las metáforas, la verdad, y nunca me importó mucho parecer extraña ante el resto — llegué a devolver este libro a la biblioteca de mi colegio, y al entregárselo a la bibliotecaria, le dije en voz alta: “este libro huele”. No lo decía en serio. Las niñas de básica, sin embargo, corrieron a oler las páginas de un libro que olía… a libro. No les hizo mal, claro está, porque el papel siempre tiene rico aroma, pero no era esa mi intención al hacer la afirmación, con ciertos aires de poeta grandilocuente, de que el libro olía. No, no, para nada. De hecho, es por eso que te lo mando a ti, precisamente (no porque hueles, descarta esa idea ahora mismo); dado que tú eres una persona que siente tan profundamente, tan intensamente como las descripciones que se dan en el libro.
    •  Eres uno de esos individuos que está constantemente alerta de cómo se perciben las cosas en cuanto a los sentidos más propios del ser humano. Tal vez por eso te gustan tanto las alusiones a lo placentero, al goce de aquello que se pueda gozar y al rechazo, al menos en el plano de lo físico, de esos asuntos que no produzcan ningún tipo de placer. Eres alguien profundo, sí, pero que es consciente también de su materialidad, y saca el máximo provecho de ello. Vives la vida y sientes la vida. La percibes, la tocas, la hueles incluso. Pero eso no quita que seas una gran persona, que hayas sido siempre un tipo considerado, pendiente del resto y de sus tribulaciones, acompañando a los amigos al mismo tiempo que te preocupas de ti mismo, e incluso, a veces, desligándote de tus problemas para estar con el otro. En síntesis, tienes un corazón grande.
    • Entonces, si te comparamos con el personaje que te encontrarás en esta breve novela, verás en él a la verdadera antítesis de ti, como si se tratara de un juego del doctor Jekyll y Mr. Hyde, donde Hyde se escondiera en las páginas de un libro. Estamos ante otro ser íntimamente perceptivo (específicamente, respecto a los olores y aromas que hay en el mundo) pero que nació destinado a ser un asco de ser humano. Estaba condenado a ser un ser nefasto, y era como si esa condena viniera con él de forma intrínseca, él nunca se planteó desligarse de ella. Quería obtener lo máximo del mundo en cuanto a los sentidos, sentir lo más que pudiera del mundo, olerlo a más no poder, pero para mal, para fines bajos, sórdidos, terribles.
    • De este modo, lo que plantea el libro es que no tenemos opciones en la vida. Si nacemos destinados a morir en la miseria, moriremos en la miseria. Si nacemos destinados a ser grandes personas, lo seremos. Pero yo no creo eso. Para mí,  el joven Grenouille – el protagonista- no podría existir en la vida real, porque siempre hay una versión de mal y de bien en nuestra alma. Siempre hay una parte de Samuel en todo Grenouille y de Grenouille en todo Samuel. Pero Süskind no plantea eso. Él quiere mostrarnos una visión de mundo empañada por el pesimismo, por el agobio de una vida sin esperanzas. No le creas, Samuel.
    • Aún así, es un gran libro, y espero que mi reseña haya servido para que tengas una idea rauda de éste. No lo sé, porque nunca fui muy buena reseñando; siempre que decía de qué se trataba un libro acababa haciendo que la otra persona perdiera el interés en leerlo. En fin, supongo que este es mi intento más épico por lograr captar el interés de alguien. Ojalá sirva de algo, amigo querido.
  •  Un abrazo, feliz cumpleaños.
  • Ángeles

Publicado por angelesmenablog

Escribo. Pienso. Vuelvo a escribir, borrar y reescribir. Vuelvo a pensar. Todavía no sé, realmente, si es que existo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: